No obstante, concuerdan en que los reiterados ajustes que ha hecho el Gobierno al proyecto de educación superior han generado “incertidumbre” y “enredo”.

SANTIAGO.- El vicepresidente del Consejo de Rectores (CRUCh) y rector de la Universidad Valparaíso (UV), Aldo Valle, y la máxima autoridad de la Pontificia Universidad Católica (PUC), Ignacio Sánchez, presentaron sus diferencias ante la posibilidad de postergar el inicio de la gratuidad -fijado para 2016-, debido a los nuevos ajustes que introdujo el Gobierno para que los planteles puedan acceder al beneficio el próximo año.

En esa línea, el rector de la PUC planteó no aplicarla a partir del próximo año señalando que, como se ha dado el escenario hasta el momento, “no hay tiempo para hacer un proceso serio y responsable y del cual después no tengamos que estar solucionando los problemas que generó”.
“Hay bastante incertidumbre, que comienza con las informaciones del 21 de mayo de la Presidenta (Michelle Bachelet) y después van cambiando sucesivamente hasta tener el pasado jueves una nueva versión”, sostuvo el rector en conversación con radio “ADN”.
Asimismo, Sánchez planteó que “llama mucho la atención porque el mismo ministerio de Educación nos había dado como plazo para entregar nuestras observaciones al documento de educación superior el jueves pasado, mismo día en que aparece una modificación como ésta, que son importantes, porque incluyen este cambio que habla de universidades estatales y el resto del sistema privado, que no es menor y afecta muy fuertemente a la valoración que hace el Ministerio a un grupo importante de universidades tradicionales que han colaborado al desarrollo de la educación superior”.
Por su parte, el vicepresidente del CRUCh, Aldo Valle, señaló esta mañana que la posición de postergar el inicio de la gratuidad “no la hemos discutido específicamente” al interior de la entidad, por lo que descartó, por el momento, que se pueda concretar como postura.
“Hemos hablado de avanzar especialmente con los sectores más vulnerables, esa es la posición del CRUCh y la que vamos a mantener. La mayoría de nuestros estudiantes requiere de la mano solidaria urgente del Estado”, puntualizó la máxima autoridad de la UV en conversación con radio “Cooperativa”.
Aún así, concordó con el rector de la PUC y sostuvo que las últimas modificaciones presentadas por el Ejecutivo se “tratan de cambios inconvenientes e innecesarios” que “han venido enredando, finalmente, la propuesta de gratuidad para 2016, porque después luego contribuyen a la incertidumbre”.
Al respecto, Valle indicó que esperan reunirse esta semana con la ministra de Educación, Adriana Delpiano para “tener claridad sobre razones que pudieran justificar estas especificaciones, que derivan del enredo que se produjo al abrirse a otras universidades”.
“Lo que pasa es que el CRUCh están las universidades con mayor escrutinio histórico y social acerca de la función social que cumplen en la educación y el Gobierno no ha sido claro en eso, desgraciadamente”, sentenció.
Fuente: Emol