En nuestro país entre un 10 y 13 % de la población presenta algún tipo de desorden de personalidad, cifra que en estudiantes universitarios aumenta entre un 18 y 21%. Esta y otras cifras relevantes se analizaron en el segundo conversatorio sobre salud mental y consumo de drogas organizado por el Consejo de Universidades Privadas Acreditadas, CUPa, y Chile Científico.

El consumo de sustancias lícitas e ilícitas es, hoy en día, un problema de salud pública que aqueja a toda la población. Si a esto se suma la alta prevalencia de enfermedades mentales gatilladas por el estrés en estudiante de educación superior el resultado puede ser poco alentador. ¿Cómo se comportan los estudiantes chilenos en este contexto? ¿Existen programas de prevención y cuidado de nuestros adolescentes frente a la presión de los primeros años de universidad?

Esta y otras interrogantes fueron analizadas en el conversatorio titulado “Salud mental y uso de drogas en estudiantes universitarios chilenos”, realizado el pasado jueves 31 de mayo en la Universidad Autónoma y que contó con la participación de más de 30 asistentes de diversos sectores del mundo académico. En el encuentro expusieron la Doctora Alejandra Rossi, Directora del Magíster en Neurociencia Social UDP e investigadora del Laboratorio de Neurociencia Cognitiva y Social; el psiquiatra Julio Armijo, quien es director de investigación del Instituto chileno de trastornos de personalidad y la psicóloga y Jefa del Área de Prevención del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del consumo de Drogas y Alcohol, SENDA, Selva Careaga.

En la actividad, los expertos abordaron y analizaron desde distintas perspectivas cómo la competitividad y la necesidad social de conseguir el éxito, en los distintos ámbitos de la vida, son factores que gatillarían estrés y ansiedad en nuestros jóvenes, lo que podría derivar en cuadros depresivos y en consumo de drogas, si no se implementan cambios sociales y se desarrollan políticas de contención y prevención.

La depresión es una de las enfermedades que más perturba a los chilenos. En su último informe sobre “Depresión y otros Desórdenes Mentales Comunes”, la Organización Mundial de la Salud, OMS, señaló que un 5% de las personas mayores de 15 años tienen depresión, mientras un 6.5% tiene ansiedad. Cifras que lidera Chile junto a Corea del Sur, países en los que la tasa de suicidio en niños y adolecente aumenta cada año.

Sobre estos datos el psiquiatra Julio Armijo hizo énfasis en la fragilidad de este grupo etario, “Este es un grupo altamente vulnerable desde el punto de vista epidemiológico y que concentra importantes patologías de salud mental, como lo son el estrés y la ansiedad”.

Por su parte, la académica de la Universidad Diego Portales, Alejandra Rossi, enfatizó en el rol que deben tener las casas de estudio para el cuidado de la salud mental de sus estudiantes, “ellas deben proveer el acceso a instancias de auto cuidado para los jóvenes. Hoy en día estamos en una cultura que valora mucho el estrés y el primer paso es tomar conciencia de sus consecuencias para poder tomar medidas”. Además, Rossi señaló que si como sociedad no somos capaces de tomar medidas estos se convertirán en problemas de salud pública a largo plazo.

En esta línea la profesional de gobierno y experta en el ámbito de las drogodependencias destacó el primer estudio de prevalencia que actualmente está ejecutando el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del consumo de Drogas y Alcohol, SENDA, en 15 centros de Educación Superior. “Nuestro objetivo es conocer más en detalle cuáles son los patrones de abuso, en qué momento consumen y qué tipo de sustancias. Esta información ayudará a las casas de estudios a diseñar estrategias de prevención y apoyar a esta población”, señaló.

De esta forma, los especialistas entregaron un amplio panorama a uno de los problemas de mayor transversalidad en nuestra sociedad, proporcionando los elementos necesarios para identificar prematuramente trastornos mentales como depresión, ansiedad y abuso de drogas. “El abuso de sustancias lícitas e ilícitas es un proceso dinámico y multifactorial que se asocia a una gran presión social, es por ello que debemos hacernos cargo de prevenir y apoyar a esta población vulnerable”, finalizó Selva Cariaga.

Puedes descargar las presentaciones de los expositores, en los siguientes links:

Presentación Julio Armijo

Presentación Selva Careaga

Presentación Alejandra Rossi