Carta al director: Las universidades privadas y el ministro

Señor Director:

Hemos visto dos estilos y dos resultados distintos dentro del mismo gobierno. El ministro de Energía en un par de meses tuvo lista una propuesta que recibió positivos comentarios desde ecologistas hasta empresarios. Lo mismo no se puede decir de Educación, donde ha existido innecesario prejuicio y hasta descalificación. El primer estilo puede ser calificado de inclusivo, aunque no hay seguridad de que la propuesta se transforme en política de Estado, y el otro, de elitista. La diferencia parece radicar en la disposición a escuchar y al diálogo.

Es nuestro caso. Pese a que la Corporación de Universidades Privadas (CUP) representa nada menos que al 26% del estudiantado universitario, según datos del propio Mineduc, no solo no hemos sido recibidos por el señor ministro, sino que ni siquiera se ha dado respuesta a las peticiones de audiencia.

Lo penoso es que solo se le quiere expresar nuestra disposición a colaborar de buena fe. Más aún, cuando observamos un lenguaje totalmente distinto por parte de la Presidenta y su anuncio de apoyar a estudiantes vulnerables, podemos afirmar que ningún grupo de universidades, ni estatales ni privadas, tiene tanta experiencia en ellos, ya que son precisamente las características de muchos de nuestros alumnos y, por lo tanto, nuestra tarea ha sido ayudar a nivelarlos para que se conviertan en profesionales, con la consiguiente y necesaria movilidad social.

Nos duele esta actitud por al menos un triple motivo: recordar el ambiente de colaboración que existió al inicio de la transición a la democracia desde el ámbito universitario, hoy desgraciadamente desvanecido por la indiferencia del mundo político; el desconocimiento de la autoridad sobre cómo funciona el sector; y sobre todo, porque sería triste desperdiciar este momento de apoyo masivo a la reforma educacional.

Sin embargo, como nada en educación se consigue de la noche a la mañana, se necesita un gran acuerdo y sumar voluntades, escuchando a todos quienes desean participar, para que lo que se logre no quede sujeto a la contingencia económica y al cambio electoral.

Dr. Ricardo Israel
Vicepresidente Ejecutivo Corporación de Universidades Privadas (CUP)

El Mercurio Domingo 01 de junio de 2014