CUP en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados

El vicepresidente ejecutivo de la Corporación de Universidades Privadas (CUP) fue recibido el lunes 12 de mayo a las 17:00 hrs. por la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados para explicar lo que era el CUP y su visión de la ley que crea administradores universitarios.

Lo que señaló Israel quedó resumido en las siguientes cinco puntos:

1) explicó que la Corporación agrupa a 18 universidades que representan a estudiantes, en general de condiciones socioeconómicas modestas, que equivalen al 26% del total del alumnado universitario, según datos del SIES del Mineduc, 2013.Lo que caracteriza a la Corporación es su diversidad y tiene como principios comunes la autonomía, la pluralidad de proyectos educativos, la inclusión, la movilidad social, la equidad, el derecho a la educación y la libertad de enseñanza.
2) En relación al proyecto de ley que crea administradores para instituciones de educación superior expresó sus dudas que pueda resolver temas tales como el de la Universidad del Mar, debido a problemas de constitucionalidad, legales y de falta de eficacia ya que el administrador no puede llevar a cabo algunas de las situaciones que le exige la ley, lo que cuestiona su necesidad, además de facultades que prohíbe la ley.

3) Por ello, expresa sus temores que las intenciones que son muy buenas no se materialicen entre otras razones, por una previsible judicialización.

4) Propone como alternativa incorporara al propio sistema universitario en la solución, tal como se hace en Perú donde la institucionalidad permite que en una sola y representativa institución estén todas las universidades privadas y estatales. Lo anterior lleva que la esta Asamblea Nacional de Rectores pueda intervenir a las universidades en problemas, narrando cinco casos de los que sabe.

5) Por último, afirma que el tema educacional es tal importancia, que sería muy negativo que se impusiera a través de la urgencia un proyecto que no es lo fundamental de la reforma, y que preferiría en cambio que desde ya se abordaran los temas de calidad, el de la acreditación, el de la Superintendencia , y un sistema común de reglas exigentes que permitan el progreso y la fiscalización que los chilenos esperan.