Defienden autonomía de universidades privadas frente a reforma educacional

Mantener la autonomía y diversidad de las instituciones, en la instancia previa al debate legislativo de la reforma a la educación superior , es lo que busca defender la Corporación de Universidades Privadas (CUP).

Así se refirió su presidente y también rector nacional de la Universidad Santo Tomás, Jaime Vatter, en una entrevista en Radio La Discusión,   respecto  a la posición que adoptó la entidad frente a la iniciativa gubernamental que debería ingresar al parlamento durante el segundo semestre de este año.

Desde el año pasado la CUP, que reúne 18 casas de estudios privadas del país , ha participado en diversas reuniones con el Ministerio de Educación para conocer los ideas centrales de la reforma y aportar sus propuestas.

En aquellos diálogos, la entidad ha manifestado su resistencia a aceptar un modelo único de universidad, enfatizó Vatter, quien a fin de este mes comprometió entregar un documento al Mineduc.

“ Uno de los temas sensibles es el respeto a la autonomía de las instituciones. Ellos han planteado en las reuniones que eso lo entiende y es una preocupación  que se mantenga la autonomía, porque así se permite la diversidad, que puede atender a distintos grupos que pueden verse excluidos. Pero cuando se conozca el proyecto hay que ser cuidadoso con  la revisión de la letra chica. Lo mismo en el financiamiento, es sensible para todas las instituciones estatales y privadas tradiciones que también pueden verse afectadas por el método de financiamiento que se elija”, comentó.

Respecto de las exigencia de calidad de la reforma, los miembros del CUP están conscientes de que algunos planteles privados deben mejorar sus mecanismos.

“No nos obliguen a ser todos iguales, que se permitan un cierto rango de especialización, con exigencia de calidad que definan cuál es el piso. No estamos por defender situaciones de baja calidad y eso obliga a muchas instituciones ,algunas miembros del CUP, a mejorar la situación que presentan”, aseguró el directivo.

La corporación, con 20 años de presencia en el país, espera que los plazos de la reforma continúen tal como se acordaron

“yo creo que sigue en pie, y no hemos recibido señal de que ha cambiado el ritmo…yo creo que era difícil cambiar al ministro de Educación , se ha ido consolidando como un hombre de confianza de la presidenta, probablemente hacer un cambio significaba tal vez más dificultades que mantenerlo”

Respecto del proyecto de ley sobre la creación de 15 Centros de Formación Técnica del Estado, Vatter manifestó sus reparos.

“En principio no debiera ser problema, y sí es una competencia leal no nos preocupa. El problema es que las universidades estatales tienen centros bajo su alero y otras ofrecen carreras técnicas. Por lo tanto, la oferta de carreras técnicas estatales ya existe y no le a ido muy bien a diferencia de las privadas. En localidades no atendidas es válido , pero con la institucionalidad que ya existía”.

Fuente: La Discusión