Dejemos de hablar de edificios y de plata

Señor Director:

Que los temas de fondo de la educación chilena están todavía pendientes lo demuestran hechos como el siguiente. Hace algunos días hubo una reunión de educadores que incluía a decanos y directores de universidades con presencia tanto en Santiago como en otras regiones, instituciones diversas y con distintos años de acreditación.

Al hacer un balance, como es lógico en un grupo representativo del sistema, existían aquellas que habían logrado cumplir las metas y las que no. Sin embargo, el denominador común era la alerta que se planteaba por los problemas notorios para encontrar postulantes adecuados, en calidad y número, para carreras como profesor de matemática, en la que no se puede evitar la necesidad de competencias.

El problema para el país es serio en estas y otras áreas, y podríamos dirigirnos a situaciones semejantes a las que ocurrieron con la enseñanza de algunos idiomas, donde hoy simplemente no existen los profesores necesarios. Incluso, está el caso de una universidad muy tradicional y prestigiosa, que para una carrera científica, en la que todos los aceptados tenían 700 y tantos puntos como mínimo, debieron hacer clases de nivelación en matemática antes de empezar el año.

Esos son temas de fondo que tienen que ver con la calidad y con la formación previa al ingreso universitario. Ojalá en 2015 dejemos de hablar de edificios y de plata, y entremos en temas que realmente tienen que ver con la educación propiamente tal.

Dr. Ricardo Israel
Vicepresidente ejecutivo
Corporación de Universidades Privadas (CUP)

Fuente: Emol