Directorio de la Cup se reunió con encargado de la Reforma

Luego de la exposición de Rodrigo González, los rectores de la Corporación dieron a conocer sus observaciones, las que oficializarán en un documento se entregará al Mineduc en los próximos días.

Dos horas estuvo reunido el Encargo de la Reforma al Sistema de Educación Superior, Rodrigo González, con los rectores que integran el directorio de la Corporación de Universidades Privadas. En el encuentro – solicitado por la CUP – el representante del Ministerio de Educación expuso los aspectos principales de la reforma y los rectores dieron a conocer las observaciones e inquietudes que el proyecto genera en las instituciones privadas de educación superior.
Rodrigo González señaló que las minutas que ha dado a conocer el Mineduc contienen las ideas matrices de la reforma pero no son la palabra final. Agregó que esas ideas no debieran ser una novedad pues estaban incluidas en el programa de gobierno de la Presidenta Bachelet.

Agregó que los temas más difíciles de presentar son los de financiamiento y reconoció que la demora en definirlos han generado numerosas críticas. Junto con manifestar que las decisiones en esta materia exceden las atribuciones propias del Mineduc, dijo que la discusión de la glosa y la ley corta sobre la gratuidad 2016 anticiparon algunas políticas financieras que no debieran experimentar grandes cambios.

González señaló que, frente al desembolso de fondos del Estado, cabía preguntarse si el uso de los recursos era el correcto y por esa razón la reforma busca entregar dichos aportes sobre la base de estándares de calidad que sean regulados y fiscalizados. A juicio del Gobierno, el sistema ha crecido sin marco regulatorio adecuado. Si se desea que el sistema de provisión mixta continúe y se consolide, es necesario validarlo. La evaluación de la calidad debe corresponder a la fe pública que se deposita en él.

Siguiendo con el tema, dijo que el lucro en las universidades privadas es un elemento que siempre está presente en los debates y por eso se contemplan normas tendientes a evitar que se siga produciendo. Recalcó que se quiere contar con instituciones privadas más poderosas; dueñas de sus inmuebles y con gestión propia.

Entre las muchas materias que se trataron, la acreditación ocupó un lugar preferente. Rodrigo González señaló que aún subsisten algunas interrogantes en cuanto al proceso que deberán seguir las universidades, dado que la acreditación no solo busca un mejoramiento de la calidad, sino que además constituye un requisito para acceder al financiamiento estatal. Por eso, añadió, se piensa que la acreditación debe estar en manos de una agencia estatal y no gubernamental. Esa agencia debe ser autónoma y soberna; sus decisiones no pueden revisadas por el Gobierno.

Los rectores, por su parte, plantearon las observaciones que las universidades privadas han venido representando desde que se conocieron las primeras minutas sobre la reforma. Insistieron en que el nuevo sistema pareciera estar diseñado para favorecer las universidades estatales sobre la base de limitar el desarrollo de las privadas por la vía de las regulaciones y el financiamiento.

En la reunión se acordó que la CUP elaborará un documento con sus observaciones en el más breve tiempo posible para que el Ministerio las considere antes del envío del proyecto al Congreso, programado para antes del próximo 21 de mayo.