Educación: 35 preguntas en busca de respuestas

Rubén Covarrubias: “¿Cuál es el presupuesto del que dispone el Estado para asumir la gratuidad de los jóvenes que estudien en las instituciones? ¿Cómo se fijarán los aranceles de las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica?…”

Tenemos nueva ministra de Educación y le tocará enfrentar, creo, uno de los más grandes desafíos de su carrera política. Deberá enmendar el rumbo que, claramente, se ha desviado con las reformas educacionales. Se acabarán las analogías odiosas, deberá transitar en una senda de diálogo, participación y, tal vez lo más importante, de realismo en la aplicación de los cambios.

Para tratar de colaborar en el realismo, creo que es bueno que la ministra trate de responder algunas preguntas que nos hacemos, sin que hasta ahora hayamos obtenido respuestas.

¿Cuál es el presupuesto del que dispone el Estado para asumir la gratuidad de los jóvenes que estudien en las instituciones? ¿Cómo se fijarán los aranceles de las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica? ¿Cuáles serán las condiciones para acceder a la gratuidad? ¿Cambiarán año a año las condiciones? En caso de que no, ¿cómo otorgarán las certezas jurídicas para que así sea?

¿Se impondrán, ahora y en el futuro, condiciones relativas al sistema de gobierno de las instituciones acogidas a la gratuidad? ¿Cómo financiarán las instituciones la brecha entre el costo real y el precio fijado? ¿Cómo financiarán el desarrollo en infraestructura si estas tienen ingresos solo por el costo de la docencia? ¿Cómo financiarán la investigación? ¿Solo por concursos? ¿Cómo enfrentarán la tendencia al alza en los costos medios, con las nuevas exigencias de calidad?

¿Qué pasa con las vacantes de las instituciones, se pueden incrementar? ¿Pueden abrir nuevas carreras? Si el Estado tiene recursos limitados, ¿no tiene temor que las instituciones tengan necesariamente que nivelar hacia abajo su quehacer? ¿Qué pasa con los alumnos antiguos de las instituciones incluidas en la gratuidad? Si también son favorecidos, ¿qué pasa con los créditos que contrajeron para pagar el arancel en los años ya cursados? ¿Se permitirá el cambio de una institución sin gratuidad a otra con gratuidad? En el caso de los institutos profesionales y centros de formación técnica incluidos en la gratuidad, que no tienen mecanismos formales de selección, ¿cómo se distribuirán los cupos? ¿Por sorteo? ¿Por notas de colegio? ¿Por orden de llegada? ¿Por tómbola?

¿La gratuidad es por la duración formal de la carrera o por toda la carrera? Si es por la duración formal, ¿cómo financian las instituciones los costos de los alumnos en el período que excede la duración formal? ¿Cómo se asegurará la no alteración de situaciones socioeconómicas de los alumnos? Están todos los incentivos para que los alumnos que están en el margen por sobre el límite de la gratuidad tiendan a alterar su situación para acceder a ella ¿Cómo se justifica que, según el establecimiento en que estudia, un hermano pueda acceder a la gratuidad y el otro no? ¿Qué pasará con los alumnos desertores, devolverán lo que la sociedad les aportó? ¿Qué controles se impondrán a las instituciones privadas que reciban recursos directamente del Estado? ¿Se regirán por los controles de la Contraloría General de la República? ¿Qué se les responderá a las universidades del CRUCh que ya se opusieron a la fijación por parte del Estado de las vacantes en sus universidades? ¿No se tendrá con esta notificación una presión por recursos frescos que no están disponibles?

Si nuestro país cae en un ciclo económico de bajos ingresos, más profundo que el actual, ¿qué pasará con los recursos que el Estado entregará por concepto de gratuidad a las universidades? ¿Se disminuirán? ¿Disminuirá las vacantes?

Como usted observará, señora ministra, son muchas las preguntas que existen, todas sin respuestas; sin embargo, queda por hacer una última y, tal vez la más importante: ¿cómo se garantizará la autonomía de las universidades si el Estado fija el precio, las vacantes y el desarrollo de las mismas?

Rubén Covarrubias Giordano
Rector Universidad Mayor

Fuente: Emol