Educación cívica

Señor Director:

Ahora que tienen lugar los Diálogos Ciudadanos convocados por el Ministerio de Educación, es momento de no olvidar la gran deuda de la democracia chilena con los jóvenes: la educación cívica.

Al respecto dos cosas: la primera, destacar algo que tuvo lugar hace pocos días en La Serena. Organizado por The International School, dedicados profesores encabezados por Juan Carlos Cura organizaron desde el año pasado el Primer Parlamento Juvenil Regional con representantes de colegios diversos, con distintos proyectos educativos y orígenes socioeconómicos.

Lo segundo que es llamativo es la total ausencia del Mineduc, lo que no es un problema de hoy, desde el momento que todas las experiencias que conozco, originadas en universidades o colegios desde la década del 90, tienen un denominador común: la ausencia de la institución que por ley debiera ser la más interesada.

Como han participado otras instancias estatales, el problema señalado también se demuestra en que en el actual debate no se conocen propuestas ministeriales en torno a un tema tan importante como este. La educación cívica no debe verse como un ramo particular, sino como un objetivo del sistema educacional, ya que al menos desde los antiguos griegos sabemos que para educar no basta con instruir, sino también formar buenos ciudadanos.

Ricardo Israel
Vicepresidente Ejecutivo Corporación de Universidades Privadas (CUP)

 

Fecha: fecha 18 de julio de 2014
Fuente: EMOL