Educación se refuerza con 59 asesores, de cara a ‘segundo tiempo’ de reforma

Las áreas de desmunicipalización, educación superior y pública y comunicación estratégica, entre otras, aumentaron su dotación para afrontar las discusiones cuando entren los próximos proyectos de ley de la reforma educacional al Congreso.

José Joaquín Suzuki y Carlos Saldivia

A las manos de Exequiel Silva (DC), Andrés Palma (DC) y Harold Correa (PPD), los hombres fuertes en materia política del Ministerio de Educación, los siete partidos de la Nueva Mayoría hicieron llegar -en los últimos meses- una lista corta con el nombre de sus mejores especialistas en materia de educación.

En el bloque oficialista afirman que, tras conversaciones con el equipo político del ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, recomendaron a la cartera a sus mejores profesionales en el área educativa para reforzar el trabajo técnico de la reforma, los puntos pendientes del programa y la labor previo al debate legislativo.

En este contexto, de acuerdo al registro público de la dotación de personal en Transparencia Activa del ministerio, 59 nuevos profesionales han llegado a las oficinas de calle Valentín Letelier entre julio y septiembre. De ellos, 53 son a honorarios y seis a contrata.

reportajes@6_gov2hsggf_1_inf_d0626_2_7

Según explican en el gabinete de Eyzaguirre, la mayoría tiene dos requisitos en común: son especialistas en temas del área y con experiencia en el sector público.

Aseguran que fueron elegidos por criterios técnicos, presupuesto por cupo y disponibilidad administrativa. En el Mineduc sostienen que en marzo La Moneda apartó una glosa especial para la reforma de educación y eso es lo que se ha utilizado para las nuevas contrataciones. Además, aseguran que estas nuevas incorporaciones estaban “presupuestadas” y no responden a la detección de falencias, aunque reconocen que “al avanzar en la reforma se requiere de más esfuerzos”.

En los partidos del bloque oficialista señalan que había que reforzar las tareas propias de la reforma, especialmente en materias de desmunicipalización, problemas en regiones, el área jurídica, educación pública, y la comunicación estratégica. En algunas de estas, parlamentarios de la Nueva Mayoría habían presentado reparos y desde el Ejecutivo se había considerado que había cierta lentitud en el cumplimiento de plazos.

Con las nuevas incorporaciones -afirman en el oficialismo- se han contenido los reclamos de los partidos en relación con que no estaban representados en el Mineduc.

Si bien en un inicio se tenía presupuestado que se despachara la reforma completa antes de fin de año, en el Mineduc hoy sostienen que, dependiendo de los tiempos y de la aprobación en la Cámara Alta del proyecto de eliminar el lucro, copago y la selección -el que se aprobó esta semana en la Cámara y del cual se espera un arduo debate en el Senado-, se resolverá la presentación de los otros proyectos de la reforma, como la desmunicipalización o educación superior.

Los “fichajes” de Eyzaguirre y Quiroga

Doce nuevos profesionales se sumaron a trabajar directamente con Eyzaguirre. Entre ellos están el secretario ejecutivo de la reforma, Andrés Palma (ingresó el 1 de julio al Mineduc con un sueldo de $6.325.994); Emilia Reyes (PR), Óscar Aroca (ex secretario general de las JJ.CC. de 2007 a 2011 y que antes trabajaba en Presidencia) y Mauricio Castro (DC, ex dirigente de la juventud falangista y candidato a diputado por Independencia en 2005, quien gana $6.127.778 debido a que se le paga por dos tareas distintas que realiza en jornada parcial). Los tres, además, son estrechos colaboradores de Harold Correa en la gestión política del gabinete, apoyan la labor legislativa y el trabajo con alcaldes y autoridades regionales.

La geógrafa Vivien Villagrán es otra de las funcionarias que son vistas como “fuertes” dentro del Mineduc. Ella fue la directora nacional de la Dirección de Planeamiento (Dirplan) -instancia que asesora estratégicamente en planes de desarrollo al Ministerio de Obras Públicas- desde 2007 hasta el 30 de junio de este año. Actualmente es la coordinadora del programa de Fortalecimiento de la Educación Pública del Mineduc y su sueldo es el más alto en los honorarios: $6.600.000.

Otro nombre que destaca es Hugo Nervi, ex jefe del área de competencias de Enlaces de Mineduc entre 2005 y 2008, y ex decano de la Facultad de Educación de la Universidad de las Américas entre 2009 y 2010, quien está a cargo desde agosto de “facilitar diálogos con actores aportando desde la experiencia en el mundo educativo” para la Nueva Política Nacional Docente, que será el próximo proyecto enviado al Congreso.

En la subsecretaría, que encabeza Valentina Quiroga, entre las nuevas incorporaciones destacan el periodista boliviano Sergio Molina, quien ingresó para asistir directamente a la autoridad. Molina, quien gana un sueldo de $4.293.273, antes se desempeñó como asesor en temas indígenas para el gobierno entre 2009 y 2014. Ulises Jaque y Mónica Aravena (quien estuvo a contrata en el ministerio durante 2006 y 2010) tienen la labor de coordinación interna con los servicios descentralizados, como la Junaeb o Conicyt. Otras dos personas tienen a cargo la implementación de las metas presidenciales: Digna Villena (ampliación cobertura preescolar) y el socialista Pedro Montalva, quien también se desempeña como concejal de la Municipalidad de Isla de Maipo, ya que tiene un estatus de jornada parcial en el ministerio.

El jefe de la división de Educación General, Gonzalo Muñoz (RD), también tuvo refuerzos. El 1 de agosto, con un sueldo de $3.373.543, ingresaron Carlos Álvarez, Alejandro Hidalgo y María Isabel Infante para diseñar e implementar políticas de educación básica, media y adultos, respectivamente. Infante tiene experiencia en el área, ya que fue coordinadora nacional de Educación de Adultos del Mineduc.

Educación superior y comunicaciones: áreas reforzadas

Uno de los puntos que, según La Moneda, se debían mejorar en la cartera de Eyzaguirre era la comunicación estratégica del ministro, para mostrarlo más empático, evitando los “errores no forzados” que marcaron el primer semestre.

En esta unidad, Claudia Puccio y Carlos Elliott trabajan tanto para Eyzaguirre como para Quiroga en la producción de eventos. La primera es sobrina del ex ministro Osvaldo Puccio (PS) y durante el gobierno de Ricardo Lagos trabajó en Presidencia, y Vivienda. Elliott, por su parte, trabajó en el equipo de producción y programación del Mineduc desde 2006 a 2010. En este mismo grupo, la cientista política Natalia Iza tiene la labor de “aportar a la comunicación estratégica” de la reforma educacional.

Sobre educación superior, destacan Paola Bordón y Catalina Canals, quienes son coordinadora y profesional de la Unidad de Investigación en Educación Superior, respectivamente. Ambas tienen en común que entre sus estudios de posgrado destaca el Magíster de Economía Aplicada de la Universidad de Chile.

Francisco Javier Gil, experto en políticas de inclusión y creador del ranking de notas, ingresó como asesor en julio para el “programa de acceso efectivo”. Y para el proyecto del “nuevo sistema de calidad y acreditación” está Roxana Pey, quien trabajó en el programa Mecesup de la cartera entre 2006 y 2010. Es académica de la U. de Chile e investigadora del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (CENDA), donde en 2011 fue autora de un informe para la Confech sobre financiamiento de educación superior.

El resto de los encargados de educación superior tiene la labor de asistir en la creación de las nuevas universidades estatales y centros de formación técnica.

Al área de educación parvularia y preescolar se sumaron Rodrigo Castillo, Felipe Torrealba y Milton Galdames. El primero realiza la “coordinación interinstitucional” entre Junji, Mineduc y la Fundación Integra en proyectos asociados a la reforma. Torrealba (ex abogado de Integra) tiene la misión de “apoyar el seguimiento legislativo” y “proponer” proyectos de ley. Galdames (ex ejecutivo de Integra) asistirá para cumplir el compromiso presidencial de ampliación de la cobertura preescolar.

$40 millones para pagos únicos

Otro de los fichajes relevantes es el sociólogo Sebastián Kraljevich, experto en comunicación política. Ex dirigente de la FECh en los 90, fue secretario ejecutivo de la Comisión Asesora Presidencial para la Protección de los Derechos de las Personas entre 2007 y 2009, asesor de la campaña de Marco Enríquez-Ominami en 2009 y de las campañas parlamentarias de los diputados Gabriel Boric y Giorgio Jackson. Actualmente, según las asesorías externas de la Cámara, hace una consultoría para el ex presidente de la FEUC.

Kraljevich ingresó el 8 de agosto hasta el 31 de diciembre, y por un pago único de $10.119.999, con el objetivo de realizar “tres productos” relacionados “con talleres” y “asistir en la implementación de una estrategia de comunicaciones para orientar los distintos mensajes (…) que subyacen al trabajo de fortalecimiento de la educación pública”.

Al igual que Kraljevich, tres personas más no tienen pago mensual (ver infografía).

Uno de ellos es el ingeniero Cristián Aguirre, que fue contactado para hacer una “georreferenciación de alumnos de años 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013 de las zonas urbanas tanto de la R. Metropolitana como de las regiones de Chile”. El monto que se cancela por el trabajo es de $14.500.000 del 1 de julio al 30 de noviembre.

En el Ministerio de Educación comentan que estas son asesorías “externas” y que se pagan contra entrega.

Fuente: EMOL