Educación vespertina

Señor director:

Todo parece indicar que las políticas públicas todavía no reconocen que Chile envejece. Lo sabemos  hace varios censos, pero no se refleja en las decisiones de las autoridades de distintos gobiernos.

No sólo pasa en salud y en previsión; también en educación. El año pasado hubo propuestas que afectaban la educación de adultos y ahora la historia vuelve a repetirse con planes de educación superior y gratuidad que parecen no tomar en cuenta a quienes estudian en forma vespertina, no sólo a los jóvenes que estudian y trabajan, sino también a los adultos que buscan el título al cual no pudieron acceder por razones socioeconómicas.

Las universidades del Consejo de Rectores tienen pocas oportunidades para ellos, pero en otras universidades la población adulta ocupa un lugar preferente a través de las carreras vespertinas. Es lamentable que los anuncios conocidos no le den la igualdad que debiera tener. Ojalá se corrigiera.

Ricardo Israel

Vicepresidente Ejecutivo Corporación de Universidades Privadas

Fuente: La Tercera