Encendido debate marca inicio de discusión de reforma educacional en la Cámara de Diputados

Los diputados de la Alianza anunciaron su rechazo al proyecto de ley que termina con el lucro, copago y selección, mientras que la Nueva Mayoría se cuadró con la iniciativa y acusó a la derecha de defender el negocio de los sostenedores.

 

SANTIAGO.- Posturas casi irreconciliables manifestaron los diputados oficialistas y de oposición durante el primer día de discusión en la Cámara del proyecto de ley del Ejecutivo que termina con el lucro, el copago y la selección escolar.

Mientras los parlamentarios de la Alianza lanzaron duras críticas contra el proyecto y anunciaron que lo rechazarán, en la Nueva Mayoría defendieron los cambios y acusaron a la derecha de defender el negocio de los sostenedores.

Una de las principales críticas que formularon los diputados de la oposición fue que el proyecto sólo se basa en la “ideología” y que terminará provocando el cierre de numerosos colegios particulares subvencionados.

“Con esta reforma lo único que se logra es dar un gusto ideológico. Desgraciadamente, éste es un traje a la medida de algunos grupos de presión, aquí no se ha escuchado a los apoderados, pero sí se ha escuchado al Partido Comunista y a la Confech”, sostuvo Felipe Kast (Evopoli). El diputado acusó “improvisación” en la elaboración del proyecto y advirtió que “va a provocar que muchos colegios sean cerrados”.

En la misma línea, la diputada María José Hoffmann (UDI) sostuvo que “el proyecto de ley tiene un objetivo político claro: Cerrar colegios y terminar con la educación particular subvencionada, y que las familias pierdan su derecho a elegir. Esta reforma sólo maltrata y se ensaña contra los sostenedores y pretende que sólo haya educación estatal”.

“En vez de haber tenido una discusión sana, terminamos con una propuesta llena de ideología”, sostuvo Joaquín Godoy (Amplitud), quien advirtió que “va a ser solamente el Estado, que es el peor educador, el que va a educar a nuestros niños”.

Acusan “campaña del terror” de la derecha

Los parlamentarios de la Nueva Mayoría e independientes rechazaron esas críticas y acusaron a la derecha de pretender “desinformar” y “atemorizar” a la población.

“La única razón para que un colegio quiera cerrar es porque el único interés del sostenedor fue obtener ganancias. No podemos ser presos del chantaje y la desinformación que pretenden imponer algunos pocos”, sostuvo Giorgio Jackson (Ind). “La derecha se ampara en una campaña del terror y desinformación, porque lo cierto es que no le interesa terminar con las desigualdades del sistema educacional chileno”, agregó Daniel Melo (PS).

La diputada Camila Vallejo (PC) también cuestionó a la derecha, señalando que “con el pretexto de defender los ‘proyectos educativos’, justifica la discriminación hacia los niños y jóvenes”. Mientras que Cristina Girardi (PPD) fue más allá y comparó la segregación del sistema educacional chileno con el “apartheid” en Sudáfrica y la selección escolar con el “Nazismo”, argumentando que separa a los niños entre “superiores e inferiores”. “Para tener un buen sistema educacional y una buena sociedad tenemos que mezclarnos y eso es lo que pretende este proyecto”, subrayó.

Llaman a mantener indicaciones en el Senado

Los diputados de la Nueva Mayoría también llamaron expresamente a los senadores de su coalición a mantener las indicaciones que lograron aprobar en la Cámara y que no estaban en el proyecto original del Gobierno, como el término del lucro en las agencias de Asistencia Técnica Educativa (ATE) y sancionar con cárcel a los sostenedores que lucren.

Esto luego de los senadores de la Democracia Cristiana (DC) dejaran abierta la posibilidad de que las indicaciones impulsadas por los diputados pueden ser alteradas en el Senado.

El proyecto de ley, que cuenta con suma urgencia, se seguirá discutiendo mañana en la Cámara de Diputados, donde se espera que sea votado el próximo martes.

Fuente: EMOL