Entre expertos y en planteles sigue ola de críticas a reducción del AFI

Sebastián Sottorff
Nacional
El Mercurio

Además, institutos y centros de formación técnica cuestionan aprobación de la glosa de gratuidad en Ley de Presupuestos.

Después de varias semanas de discusión, el Congreso aprobó este viernes el presupuesto 2016 del Mineduc, una partida que considera la gratuidad para unos 200 mil estudiantes de educación superior y el aumento de becas para unos 130 mil.

Sin embargo, la planificación presupuestaria planteada por el Gobierno también incluye una medida que sigue generando cuestionamientos entre expertos y universidades privadas: el recorte del Aporte Fiscal Indirecto (AFI) en un 50% para redistribuir los fondos en pos de la gratuidad.

“La reducción del AFI a quince días de que se termine de tramitar el presupuesto es una muy mala manera de hacer políticas públicas. En vez de hacerse cargo de las discriminaciones, esto no hace más que aumentarlas”, afirma Raúl Figueroa, director ejecutivo del centro de estudios Acción Educar, detallando que la repartición del AFI solo se hará entre planteles que cumplieron “con criterios completamente arbitrarios”.

Mas duro aún es un análisis de Libertad y Desarrollo, que sentencia que la redistribución de los recursos fue “una elección a dedo en que las beneficiarias son las instituciones que más presión ejercen al Gobierno y que posiblemente negociaron con este a puertas cerradas”.

Por su parte, Jaime Vatter, presidente de la Corporación de Universidades Privadas (CUP), que agrupa a 17 instituciones presentes en todo el país, criticó duramente la rebaja de estos fondos, que ya habían sido comprometidos, pero no entregados por el Mineduc.

“No entendemos el criterio que lleva a recortar el AFI en un 50%, siendo el único incentivo a la calidad que va quedando. Más nos cuesta entender por qué a las universidades del Consejo de Rectores (CRUCh) se les devolverá la pérdida del AFI por otra vía y no se hace lo mismo con las universidades privadas”, afirmó Vatter, quien además es el rector nacional de la U. Santo Tomás, detallando que la reducción de los fondos “significa una pérdida de 2 mil 800 millones de pesos al conjunto de las instituciones privadas”.

Gonzalo Guzmán, prorrector de la U. Andrés Bello, también cuestionó la iniciativa, pues, según él, la disminución del AFI afecta de manera directa a los estudiantes.

“Aquí lo complejo es que finalmente los alumnos de las universidades privadas se ven doblemente afectados. Primero, porque la gratuidad es solo para las Universidades del CRUCh, estableciendo requisitos más bien arbitrarios (…) segundo, porque ahora, de forma sorpresiva y a dos meses de terminar el año, a las universidades privadas se les disminuye el AFI sin existir previamente ninguna discusión ni análisis al respecto”, argumentó.

“No entendemos el criterio que lleva a recortar el AFI en un 50%, siendo el único incentivo a la calidad que va quedando”
JAIME VATTER
Presidente de la Corporación de Universidades Privadas

“La reducción del AFI a quince días de que se termine de tramitar el presupuesto es una muy mala manera de hacer políticas públicas”
RAÚL FIGUEROA
Director ejecutivo de Acción Educar

Fuente: EyN