Estudiantes de universidades privadas piden que se elimine el Consejo de Rectores

Consideran que la organización es discriminatoria y no ofrece oportunidades iguales para todos los alumnos.

SANTIAGO.- Al igual que la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), las federaciones privadas se organizaron y están levantando demandas propias que apuntan, entre otras cosas, a que se elimine el Consejo de Rectores (Cruch). ¿La razón? Consideran que es una institución discriminatoria y que no ofrece las mismas oportunidades a los alumnos. Una de las voceras, la presidenta de la federación de estudiantes de la Universidad Adolfo Ibáñez de Santiago, Mónica Salas, explica que el Cruch -que congrega a 25 Ues estatales y 8 privadas- “es una institución anacrónica que agrupa a planteles por años de existencia.

Si queremos un régimen equitativo de distribución de oportunidades, todos con iguales necesidades y méritos, debemos terminar con estas políticas y prácticas discriminatorias”. Según Salas, el Consejo de Rectores recibe los recursos del Estado, pero “no todos pueden ingresar a esos planteles. La gran mayoría que necesita financiamiento está fuera, es injusto. Tienen un trato especial sólo por el año de formación y el resto en el tintero, fuera del alcance de esos fondos”.

La misma opinión comparte el vicepresidente de los estudiantes de la Universidad del Desarrollo, sede Las Condes, Oscar Cabezas, quien afirma que “la educación es muy importante como para quedar en manos de las universidades estatales. El debate universitario, también le incumbe a los planteles privados”. Por esa razón, se han agrupado en la Ofesup (Organización de Federaciones de Educación Superior Privada), una instancia que agrupa a federaciones y organismos de representación estudiantil de Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP) que no cumplen con los requisitos para estar en la Confech. Para Salas, la organización “no es un contrapeso a la Confederación, sino que es un actor más que busca enriquecer el debate y aportar desde un sector que ha sido marginado de las grandes discusiones sobre educación y que al final del día más del 50% proviene de este sector”.

Una defensa corporativa del sector privado Un diagnóstico crítico puesto en miras de lo que será la segunda parte de la reforma educacional en 2015 son otras de las demandas del estudiantado privado. Esto, principalmente porque “desconocemos las implicancias que tendrá la gratuidad para los planteles de universidades privadas durante el 2015″, sostiene la dirigente de la UAI. “No sabemos qué va a pasar, cómo afecta, qué ocurre con los planteles que no firman el convenio con el Ministerio para acceder al beneficio, cuáles son los criterios de elección; hoy ignoramos cómo va a repercutir la gratuidad”, critica Salas.

En esa línea, el líder de la UDD dice que este 2015 “es una posibilidad importantísima para que las universidades privadas se posicionen en el debate de la reforma educacional, para que puedan plantear sus inquietudes y defender sus intereses. Será muy importante poder participar y poder expresarnos”. Otras materias será poner énfasis en el desarrollo de la educación técnico profesional y la importancia de establecer un cambio en los estatutos para permitir el ingreso de una figura de representación estudiantil distinta a federaciones. Esto, porque según el presidente de los Estudiantes de la Universidad Adolfo Ibáñez de Viña del Mar, Orlando Vega, “la realidad de algunas instituciones del sector privado está en crisis y hace imposible la celebración de elecciones”. La tercera sesión 2015 del Ofesup se realizará en la Universidad Adolfo Ibáñez de Santiago el 21 de febrero, donde se analizarán el plan de trabajo para el 2015 y las futuras reuniones con la División de Educación Superior del Mineduc (Divesup). También se debatirán las próximas movilizaciones y los problemas asociados a la U. del Mar, CFT e IP.

Fuente: Emol