Financiamiento de las universidades

Señor Director:

Un número importante de estudiantes con buenos puntajes ingresa a nuestra institución, permitiéndonos acceder al financiamiento otorgado a través del Aporte Fiscal Indirecto (AFI). No obstante, el sistema evidencia una estructura de financiamiento que se ha vuelto ineficiente, si miramos los objetivos y desafíos que hoy existen para las universidades en Chile.

Básicamente debiera perfeccionarse a través de un mecanismo que constituye lo opuesto del AFI, es decir, a través de la generación de incentivos para las universidades que tengan alumnos de mayor vulnerabilidad académica, que corresponde además a quienes están en peor situación económica y que demuestran resultados en términos del proceso educativo de esos alumnos.

Por supuesto, esta es una de las modificaciones necesarias respecto del financiamiento, hay muchas más, que responden a la necesidad de mirar globalmente el nuevo escenario, en el cual las universidades del tradicional Consejo de Rectores (Cruch) son una minoría dentro del total del sistema.

Resulta contradictorio que cuando se plantea como objetivo disminuir desigualdades, por ejemplo, se incrementen las becas solo para estudiantes del Cruch y no para nuestros alumnos, estando la Universidad San Sebastián y sus estudiantes en la misma o mejor situación que muchas de las instituciones del Consejo de Rectores, respecto de los requisitos que se exigen para acceder al financiamiento estatal, tales como acreditación institucional y por carreras, y características socioeconómicas de los estudiantes.

Hugo Lavados Montes
Rector Universidad San Sebastián

Fuente: Emol