Gratuidad: Mineduc financiará nuevo arancel regulado, y sólo la duración formal de carreras

La nueva fórmula sería sacar un promedio del costo de las carreras agrupándolas según sus años de acreditación. Y si un alumno tarda más de lo establecido en la malla curricular, debería pagar él. Rectores y estudiantes criticaron la medida.

SANTIAGO.- Pensaban que iba a ser la reunión decisiva, pero a una semana de que el Gobierno presente la glosa de gratuidad para educación superior vía Ley de Presupuestos, ayer las autoridades del Consejo de Rectores (CRUCh) coincidieron en que aún quedan muchos temas por aclarar.
Sin entregar un documento o presentación formal, el jefe de Educación Superior del Mineduc, Francisco Martínez, se reunió con ellos y les explicó que para financiar la gratuidad ya no se usará el arancel de referencia de cada carrera -como se había informado-, sino un nuevo “arancel regulado”.
Según explica hoy “El Mercurio”, este se calculará agrupando a las universidades según sus años de acreditación y promediando los valores de referencia de sus carreras. Por ejemplo, si en un grupo de instituciones con igual certificación el programa de Psicología cuesta entre $4 millones y $2 millones anuales, todas recibirían alrededor de $3 millones.
A eso se suma un “aporte de compensación” de hasta 20% más del monto recibido. “En las simulaciones que se han hecho, muchas instituciones quedan con déficit, y eso es preciso aclarar, porque ahí está el riesgo institucional”, advirtió el rector de la UC de Valparaíso, Claudio Elórtegui. Él y su par de la UC, Ignacio Sánchez, han señalado que aún evalúan si ingresarán o no al sistema en 2016.
Pero este no fue el único cambio que alertó a los rectores. Preocupados se mostraron cuando se les planteó que el Estado sólo financiará la duración formal de las carreras y que desde el momento en que un alumno se atrase, este deberá pagar sus estudios. La propuesta inicial apuntaba a costear hasta 20% más del tiempo oficial.
“Los jóvenes más vulnerables son los que tienen más brecha académica y, por ello, más retraso. En nuestra universidad, que es muy selectiva, solo el 35% de los alumnos egresa sin atrasarse, y en otras debe ser más alto”, explicó Ignacio Sánchez.
Según los rectores, el argumento del cambio es que no hay recursos. “La confección del presupuesto es una materia compleja, en particular cuando el país tiene una restricción presupuestaria, y en esta etapa hay que hacerse cargo de las dificultades que eso tiene”, planteó Francisco Martínez a la salida del encuentro.
“Tiene olor a beca”
Y dado que esta fue la última sesión del CRUCh previa al envío de la ley, los rectores ya fijaron una cita extraordinaria en la primera semana de octubre, con la ley presentada. Según el vicepresidente de la institución, Aldo Valle, Martínez comprometió que “ninguna institución va a tener déficit en sus ingresos para el presupuesto de 2016 a consecuencia de implementar la política de gratuidad”.
Pero conscientes de que los cálculos hasta ahora dicen lo contrario, también se acordó que cada plantel inicie reuniones bilaterales con el Mineduc para evaluar cómo quedan con la ley.
“La explicación que nos han dado es que si hay déficit, producto de cualquier mecanismo que se ocupe, se va a compensar”, afirmó el rector de la U. de Santiago, Juan Manuel Zolezzi.
Además, cuestionó el arancel regulado por un tiempo fijo, ya que “se ajustará como las becas, que se extinguen cuando el alumno cumple el período normal de la carrera”. Y aunque el Gobierno descartó la gratuidad vía becas, Zolezzi comentó que “esto tiene olor a beca, parece beca, pero dicen que no es beca”.
En la misma línea, el rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi, afirmó que con la información que tienen “pareciera que en vez de tener que ir uno al cajero automático, va a tener que ir el camión Brink’s a llevar el dinero a domicilio, y ese es el gran cambio que vamos a tener”.
Con todo, Sánchez prefirió no sacar conclusiones. “Hoy tenemos esta información, pero puede ser que la próxima semana haya otros elementos, y la sensación que uno tiene es que por una parte no se responden las dudas y, por otra, se siguen cambiando criterios”.
Confech critica límites a la gratuidad
Ayer, los estudiantes de la Confech tuvieron un nuevo encuentro con las autoridades del Mineduc para analizar el financiamiento de la reforma a la educación superior.
La vocera de la organización, Valentina Saavedra, dice que hoy “la gran diferencia que tenemos con ellos es el límite de años que se está colocando a la gratuidad”, ya que se les dijo que en 2016 se financiará la duración formal de las carreras.
“Planteamos que esa definición debe ser según criterios académicos y no económicos”, añade. Además, informa que están convocando a una marcha para el 6 de octubre.
Fuente: Emol