Iglesia llama a que reforma educacional sea “gradual” y “sin menoscabo a sostenedores”

La Conferencia Episcopal lamentó que hasta ahora la discusión se haya centrado en la propiedad de los colegios e instó a alcanzar un “gran acuerdo” durante la tramitación del proyecto en el Senado.

 

SANTIAGO.- Aunque admiten que en la Cámara de Diputados se introdujeron mejoras al proyecto de ley que elimina el lucro, copago y selección escolar, los obispos instaron al Gobierno y a los parlamentarios a impulsar en el Senado un “gran acuerdo” en torno a la reforma educacional, subsanando los aspectos que –a juicio de la Iglesia– aún deben ser corregidos.

Luego de la maratónica tramitación del proyecto en la Cámara de Diputados, la Conferencia Episcopal llamó a que en la segunda fase legislativa, antes de que se tomen decisiones que puedan impactar en las comunidades educativas, se realice una “reflexión serena, amplia, informada, sin apuros y con el tiempo que sea necesario”.

También instaron a los actores políticos a alcanzar un “gran acuerdo” sobre la reforma educacional, a implementarla de manera gradual y a no afectar el patrimonio de los sostenedores de los colegios particulares subvencionados.

“Hacemos un ferviente llamado a todos los sectores, en especial al Gobierno, al mundo político y legislativo, a trabajar con generosidad para alcanzar un gran acuerdo en educación, a impulsar una reforma en modo gradual, caracterizada por una transición serena y ordenada a las futuras entidades jurídicas, sin detrimento y menoscabo patrimonial de los sostenedores”, señala la entidad, en una declaración pública.

En esa línea, propone definir un “abanico de fórmulas” que flexibilicen la aplicación de las nuevas normas, de acuerdo a la pluralidad y complejidad de situaciones que componen la realidad del sector particular subvencionado.

En opinión de la Iglesia, sólo de esa forma la reforma será “aplicable en la gestión ordinaria de las escuelas y sostenible en el tiempo”.

“Exceso de regulaciones” y obstáculos para el arriendo

Los obispos plantean que sólo por medio de un gran acuerdo, la reforma educacional será sostenible en el tiempo.

Los obispos plantean que sólo por medio de un gran acuerdo, la reforma educacional será sostenible en el tiempo.

En lo concreto, si bien la Iglesia valora que el proyecto pretenda entregar una educación gratuita e inclusiva y se vigile que los recursos del Estado sean usados efectivamente para fines educativos, le preocupa que hasta el momento la discusión “se haya centrado en la estructura de propiedad de los colegios”.

También critica el “exceso de regulaciones innecesarias”, la falta de incentivos reales para el comodato y compraventa de propiedades y los “obstáculos” para el arriendo de los establecimientos, fórmula que consideran legítima.

Este último punto el Gobierno anunció que será repuesto en el Senado, luego de que fuera rechazado en la votación en la Cámara de Diputados.

Asimismo, insta a entrar cuanto antes al debate sobre la calidad de la educación y sobre la valoración y formación de los profesores, iniciativa que el Gobierno enviará próximamente al Congreso.

Fuente: EMOL