Jaime Vatter y la posición de la CUP en la reforma educacional

Lo más importante es que se mantenga respeto por la autonomía

El rector nacional de la Universidad Santo Tomás fue elegido para presidir durante 2015 la Corporación de Universidades Privadas (CUP). La misión que desarrollará este ingeniero comercial y doctor en Economía de la Universidad de Californa será clave, pues expresarña las opiniones de la organización en el debate de iniciativas emblemáticas para el futuro de la educación superior, como gratuidad.

Posicionar a la Corporación de Universidades Privadas (CUP) como un actor relevante dentro del sistema de educación superior chileno y participar activamente en la discusión prelegislativa de iniciativas claves para el sector son algunos de los objetivos con que el rector nacional de la Universidad Santo tomás, Jaime Vatter, asume la presidencia de la organización qe reúne a 18 planteles universitarios privados del país.

Es que tiene claro el rol que juegan esas entidades en el contexto de la educación nacional, pues representan el 24,2% de los alumnos universitarios del país. En otras palabras, y según cifras del Consejo Nacional de Edcación (CNED) para 2014, uno de cada cuatro alumnos universitarios estudia en alguna de las instituciones pertenecientes a la CUP.

Somos 18 universidades que tenemos un impacto significativo, pues contamos con cerca del 25% de las matrículas y nos distinguimos porque la gran mayoría de nuestros alumnos son primera generación en la universidad, y un porcentaje elevadísimo de ellos recibe Crédito con Aval del Estado

asevera.

En esta línea, no duda en señalar que

aportamos a la formación de profesionales para el país y hemos sido parte del crecimiento de la cobertura en la edicación superior que ha experimentado Chile. Las universidades miembros de la CUP hemos jugado un rol importante en la movilidad social, porque damos una oportunidad de formación a jóvenes que, en otras condiciones, no podrían acceder a la universidad

-¿Cómo asume la responsabilidad de encabezar la CUP en medio del debae que en torno a la educación superior se está dando?

Es un desafío en un período en que vendrá una discusión de la reforma a la educación superior, en que ya estamos participando en los diálogos prelegislativos. Es un reto y una responsabilidad liderar a la CUP, porque nos parece que tenemos bastante que aportar en esa dscusión para que la reforma educacional se traduzca en una mejora al sistema y no algo que lo entrabe.

-¿Con qué posiciones llegará a este debate?

Nuetro objetivo es ser participante activos. Hoy, cuando sólo tenemos grandes titulares de las iniciativas, lo más importante para nosotros es que la reforma mantenga el respeto por la autonomía de las decisiones. Ese es un aspecto clave, porque significa permitir que existan distintos tipos de universidades que cumplan con las exigencias y los estándares que la ley determine, y que admita cierta variedad entre los objetivos que pueda tener una institución u otraen términos valóricos, de orientación. Además de la heterogeneidad, nos interesa permitir la libertad de enseñanza.

 

Fuente: La Segunda