Oficialismo se tensiona por financiamiento de la gratuidad en educación

El ministro Eyzaguirre aclaró que no puede “hacer cosas sin el acuerdo de Hacienda” y el ministro Arenas dijo que la reforma tributaria era un tema “cerrado”.

Mientras el proyecto que crea los centros de formación técnica estatales y el que deroga los artículos antiparticipación en las instituciones de educación superior avanzaban en el Congreso, los ministros de Hacienda y Educación, así como los parlamentarios de la Nueva Mayoría trataron con cautela el financiamiento de la gratuidad universitaria durante la jornada de ayer.

La iniciativa que reformará a la educación superior se enviará después del plan nacional docente y la nueva educación pública y ha generado debate en el bloque porque aún no hay certeza de cómo se financiará.

“La reforma tributaria es un tema cerrado y lo que explicó el subsecretario de Hacienda es exactamente aquello, lo que no significa que en este Parlamento cuando ingrese el proyecto de gratuidad de la educación superior no se discutirán las fuentes de financiamiento”, señaló ayer desde el Congreso el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, al ser consultado por las declaraciones de Alejandro Micco, quien sostuvo que “el mecanismo exacto de cómo se va a financiar la educación terciaria o superior es algo que el Ministerio de Educación aún está evaluando, pero los recursos de la reforma tributaria se usarán en eso”.

Micco explicó en una charla de la Universidad de Chile del lunes pasado que el compromiso del Ejecutivo fue aumentar la carga tributaria en 3% del PIB “de los cuales 2% se destinarán a aumentar el gasto en educación”. Además, afirmó que el diseño final de los proyectos educacionales y su “respectivo financiamiento no está cerrado, porque eso depende del Mineduc” y no sería él “quien lo resuelva, porque hay muchos márgenes”, como los requerimientos de gastos según los años que duren las carreras y el costo de los aranceles, entre otros factores.

Ante esto, el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre destacó que “obviamente todos los temas de financiamiento son entre el ministerio sectorial y el que financia” y advirtió que su cartera no puede “hacer cosas sin el acuerdo de Hacienda”, por lo que es “evidente que ellos tienen una palabra” frente al proyecto.

El secretario de Estado aclaró que habría que “precisar” la palabra “mecanismos” y que “la parte financiera (del proyecto) es una responsabilidad compartida” entre el Mineduc y Hacienda, a diferencia del aspecto técnico educativo.

En este contexto, el presidente de la comisión de Educación del Senado y timonel del PPD, Jaime Quintana, advirtió que es posible que no alcance el 2% que se destinará para financiar la reforma educacional. “Tendremos que buscar la forma de financiar esa reforma importante y cumplir con el compromiso presidencial”, sostuvo el parlamentario.

Por su parte, el senador PS y miembro de la comisión de Educación, Fulvio Rossi, señaló que “está claro que con los US$ 5.000 millones (2%) no basta, se va a requerir de los US$ 8.000 millones de la reforma tributaria para financiar la reforma educacional”.

En tanto, el presidente y senador de la DC, Ignacio Walker, llamó a “hacer cundir el presupuesto” y manifestó que esperaba que “el Mineduc y el Ministerio de Hacienda hayan sacado bien las cuentas y que la reforma tributaria que dijimos que el 50%, 60% va a la reforma educacional, sí alcance”.

Fuente: Pulso