Rector de la Universidad San Sebastián le responde a Eyzaguirre por gratuidad en la Educación Superior

“Es una discriminación a los estudiantes”

Pamela Barria

“A partir de 2016 aseguraremos que el 60% más vulnerable que asista a Centros de Formación Técnica, Institutos Profesionales acreditados y sin fines de lucro, o a universidades del Consejo de Rectores, accedan a la gratuidad completa y efectiva, sin beca ni crédito”, prometió la Presidenta Michelle Bachelet en su última cuenta pública. El anuncio fue un shock para las universidades privadas, cuyos rectores han acusado exclusión. “No es una discriminación a las instituciones, es una discriminación a los estudiantes”, dice Hugo Lavados, rector de la Universidad San Sebastián.

“Si tenemos en Puerto Montt una familia con dos hijos y uno quiere estudiar ingeniería en la Universidad de los Lagos y el otro medicina en la Universidad San Sebastián (en Puerto Montt no hay otra universidad que tenga medicina). Esa carrera (medicina) está acreditada, cumple con todos los estándares que se requieren, pero un hermano puede estudiar gratis y el otro no. ¿Cuál es la lógica?”, reclama.

El ex ministro de Economía del primer gobierno de Bachelet asegura que se enteró el mismo 21 de mayo. “En la San Sebastián tenemos un universo de 27 mil estudiantes y tenemos 16 mil, básicamente en el área de salud, que pertenecen a este 60% de estudiantes más vulnerables. No hay razón alguna para que esos estudiantes no tengan el mismo trato que los miles que están en otras universidades, por el hecho de ser del Consejo de Rectores (Cruch)”.

-Eyzaguirre dijo que las universidades del Cruch no tienen problemas con el lucro y “no cobran un disparate”.

-Si hablamos del nivel del arancel, hay universidades del Cruch que tienen aranceles de mayor nivel, como la UC, por ejemplo. Hay que considerar que las privadas no tienen otra forma de financiamiento que no sea el arancel.

-¿Y el lucro?

-Hasta el momento, de las investigaciones por lucro, no ha salido nada. Estos son disparos a la bandada que ayudan repoco. Hubiera sido más sensato reconocer que hay una falta de recursos y que es necesario conversar y dialogar para resolver los problemas.

Fuente: LUN