Rector Montes por gratuidad en 2016: “Si no alcanza la plata, sean coherentes”

La autoridad de la U. Alberto Hurtado rechazó que las privadas fuera del CRUCh no accedan al beneficio el próximo año e indicó que el Gobierno debió otorgar gratuidad “hasta donde alcance”, pero sin excluir a los alumnos “más pobres”.

SANTIAGO.- El rector de la Universidad Alberto Hurtado, Fernando Montes, hizo un llamado al Gobierno a “ser serios”, luego que ayer la ministra de Educación, Adriana Delpiano, confirmase que las universidades privadas que no pertenecen al Consejo de Rectores (CRUCh) quedarán fuera de la gratuidad para el 60% de estudiantes más vulnerables en 2016.

“Esta medida tiende a aplanar la cancha donde hay tanta desigualdad, donde los más ricos tienen mucho y los más pobres, poco. En lugar de achicar las brechas, las ahonda”, sostuvo el rector en conversación con radio “ADN”.
La máxima autoridad de la Universidad Alberto Hurtado cuestionó la decisión adoptada por la cartera de Educación asegurando que en los planteles privados están los alumnos que pertenecen a los quintiles más bajos, a diferencia de otras instituciones del CRUCh, por lo que emplazó al Ejecutivo a tener “cuidado” con los criterios fijados para otorgar el beneficio.
Respecto al factor económico que esbozó ayer el jefe de la División de Educación Superior del Mineduc, Francisco Martínez, para no incluir a estos planteles en la gratuidad, Montes planteó que “si no alcanza la plata, sean coherentes”.
“No den hasta el 60%, den un 50%, sino hasta donde les alcance, pero no tomen una medida que ahonda en lo que se quiere corregir. Me parece verdaderamente incoherente e incomprensible”, enfatizó.
El rector Montes señaló además que como universidad privada “hemos jugado limpio”, apuntando a la decisión de sumarse al sistema de admisión vía PSU del CRUCh, por lo que “es raro que el Gobierno hoy nos saque de ese campo donde habíamos entrado a competir en igualdad de condiciones”.
Del mismo modo, criticó que se cuestione que los planteles privados posean “menos controles” que las universidades del CRUCh.
“Hay un solo control que hoy es reconocido por el Estado: la acreditación. En un momento estuvo muy sospechoso, pero se han hecho profundas correcciones y hoy es lo único que nos mide a todos por igual”, sostuvo.
Con todo, la autoridad pidió crear una superintendencia de Educación Superior que establezca reglas comunes para todos los planteles.
Fuente: Emol