Rectores difieren por propuesta de Confech sobre democratización

Universitarios piden gobierno triestamental y participación en elección de rectores.

La Confech lanzó ayer un documento con los principios para una nueva educación pública, que incluye la exigencia de democratización de las instituciones , lo que implica, por ejemplo, que estudiantes puedan votar para elegir rector.

El texto consensuado por los universitarios propone el “establecimiento de gobiernos triestamentales en todas las instituciones de educación superior y que toda la comunidad participe en las elecciones de autoridades unipersonales y organismos colegiados”. Se enfatiza que “estos gobiernos triestamentales deben ser parte de la toma de decisiones”. Y además piden “la democracia” como condición para el financiamiento institucional.

El vocero alterno del Consorcio de Universidades Estatales (Cuech) y rector de la U. de Antofagasta, Luis Loyola, dijo que si bien no se ha consensuado una opinión en el organismo, “lo que se ha conversado es que haya una participación de todos los estamentos en el gobierno de las universidades, que son instituciones democráticas, pero también jerarquizadas”. Y planteó que “debiera haber un tipo de gobierno único en todas las universidades del país, sobre todo en las que reciben recursos del Estado”.

Una opinión opuesta tiene el rector de la U. Católica de Temuco, Aliro Bórquez, quien no comparte “cuando se habla de democratizar las universidades”. Estas, por definición, “son jerárquicas y donde hay una carrera meritocrática”. Añadió que “comparto que en los organismos colegiados haya participación como en los consejos superiores, pero de ahí a que el gobierno se maneje triestamentalmente no me parece”.

Bórquez apunta: “¿Cómo un estudiante que va entrando a primer año puede saber lo que es mejor para una universidad?”. Y resaltó que la elección de las autoridades universitarias debe “focalizarse en temas de calidad y excelencia”.

El rector Bórquez indicó que “en la mayoría de las grandes Ues. en el mundo los rectores se buscan. Por ejemplo, en las universidades estatales podría ser por alta dirección pública, donde se establezca un perfil de excelencia”.

Al respecto, Loyola respondió que “quienes constituimos la universidad debemos participar en la elección de las autoridades, sino seriamos un mero servicio público”.

En tanto, el rector de la U. San Sebastián, Hugo Lavados, planteó que “en ningún caso estamos en contra de la participación, pero las instancias y realidades de las universidades son muy diversas”. Y agregó que “la definición de lo que es democratización es muy estrecha y no responde a la tradición universitaria en prácticamente ninguna parte del mundo”.

Además, dijo Lavados, “las experiencias no señalan que esta forma específica de participación, que incluye la elección de las principales autoridades de la universidad, mejoren la calidad de las instituciones, más bien van en sentido contrario. Finalmente, no considera ni respeta la autonomía de cada institución para definir su forma de gobierno”.

En la Confech, pese a que el documento fue consensuado, hay federaciones que no adhieren a todas las demandas. Es el caso de la U. de Talca, cuyo presidente Ervin Castillo dijo que “sobre el tema de triestamentalidad nos preocupa salvaguardar la autonomía de las instituciones y la libertad de enseñanza”. Y dijo que “una cosa es participar y otra cosa muy distinta que no corresponde es votar por el rector y por los decanos”.

Fuente: La Tercera