Rectores y MINEDUC debaten sobre el futuro de la Educación Superior en Chile

En estos días, el  mundo de la educación enfrenta los mayores cambios, desafíos y ajustes de su historia. Comprender e incorporar el fenómeno de la globalización, el rol del Estado, de la iniciativa privada, del trabajo y la ruptura de fronteras, ponen a las instituciones de educación superior en la perspectiva de una sociedad planetaria que se reconoce a sí misma ligada a las nuevas tecnologías, la ciencia y la comunicación.
Bajo estos lineamientos, la División de Educación Superior del Ministerio de Educación y la Corporación de Universidades Privadas (CUP), organizaron el seminario “Universidades Privadas y el Futuro de la Educación Superior en Chile”.
En el primer panel, Sally Bendersky, Jefa de la División de Educación Superior del MINEDUC, enfatizó que “el 70% de los estudiantes que llega a la universidad corresponden a la primera generación de sus familias. En esto, el rol que han jugado las instituciones privadas ha sido fundamental”. A su vez, destacó que “los informes que maneja el Ministerio de Educación demuestran enormes avances en cobertura y grandes pasos en el mejoramiento continuo de la calidad de la educación terciaria, logro que se debe al fuerte apoyo recibido del mundo privado”.
En tanto, Andrea Aedo, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Nacional de Acreditación de Chile, destacó que “la educación superior es una fuente de crecimiento económico y de desarrollo social importante en nuestro país”. A su vez, llamó a las instituciones privada a “trabajar con fuerza en los procesos de acreditación de las carreras de pregrado, lo que constituye un desafío para las universidades”.
Por su parte, el miembro de la Comisión de Educación, Deportes y Recreación de la Cámara de Diputados, José Antonio Kast, hizo referencia a la necesidad de otorgar una mejor preparación a los estudiantes de enseñanza media. Al respecto afirmó que “tenemos deficiencias serias en la educación secundaria (…) hoy las universidades reciben a alumnos con muy mala base”. En cuanto a los cambios que se deben generar al interior de la educación terciaria, puso énfasis en “flexibilizar el currículum y disminuir los años de carrera, junto con entregar mayores facilidades de estudio a las personas que trabajan”.

En su rol de ex ministra de educación Mariana Aylwin, añadió que “la educación superior dejó de ser para una elite, sin embargo, este proceso aún esta inconcluso”. Además afirmó que “la mayoría de los secundarios de este país quiere ir a la universidad. Reflejo de esto es, por ejemplo, el resultado de encuestas realizadas en colegios en La Pintana, que determinaron que cerca del 75% de los alumnos de 3° y 4° medio quieren estudiar en la Universidad”.

En consecuencia, la educación superior ha sido impactada por la necesidad social de nuevas alternativas, que provean posibilidades de estudios a una creciente cantidad de alumnos que exigen acceso, cobertura y flexibilidad al sistema, para poder constituirse como los futuros profesionales que el mercado del trabajo requiere. En dicho escenario, el crecimiento en el número de alumnos matriculados da cuenta que las instituciones de educación privada han asumido un rol preponderante en cuanto a posibilitar el acceso a la educación a un universo de jóvenes que proviene de distintos grupos sociales, aminorando tanto las brechas geográficas como las socioeconómicas.

Zolezzi: LA ACREDITACIÓN DEBERÍA SER OBLIGATORIA

En el segundo panel, en el que expusieron los Rectores de USACH, Juan Zolezzi, de la universidad Santa María, José Rodríguez y el Presidente de la CUP, Daniel Farcas, se plantearon variados temas que contribuyen a generar un debate de mayor nivel sobre el futuro de la educación superior en Chile.
Entre los tópicos que se pusieron sobre la mesa, destacó la ponencia del rector Zolezzi, quien manifestó su interés en juntarse con todas las universidades y revisar los temas en conjunto. “Las Universidades privadas no pueden enfrentar los próximos desafíos sin trabajar en conjunto con las Universidades estatales. Pero para ello, necesitamos construir una adecuada regulación y una competencia leal entre las instituciones. El sistema actual privilegia una competencia basada en el marketing y no en la calidad de las instituciones y sus programas. Tenemos poco incentivo a la transparencia, existe lo que se ha denominado lucro encubierto”, afirmó.
El rector expresó que se han llevado adelante iniciativas tendientes a flexibilizar currículum. Sin embargo, hay mucho por hacer. Puntualizó que entre las materias pendientes, está la implementación de acreditación obligatoria. “No existen mecanismos que certifiquen la calidad de los procesos formativos. Sostengo que no puede haber un sistema de acreditación voluntario, tiene que haber un solo organismo que regule a todos”.
Agregó que las entidades educativas deben incrementar el capital humano; las capacidades de innovación, desarrollo e investigación y lo ideal es que estas capacidades se agrupen en un organismo conjunto, porque no puede cada universidad sustentar un centro de investigación.
Respecto del Estado, Zolezzi indicó que “hay un desbalance entre el apoyo que nos dan y el rendimiento que nos piden”. Finalmente, dijo que “las universidades del Estado piden mayor interés, comprensión y apoyo”.
Por otra parte, José Rodríguez, rector de la universidad Santa María, se refirió a la importancia de la universidades privadas en la ampliación de la oferta académica, al respecto dijo que “las universidades privadas ampliaron considerablemente la oferta para que los jóvenes que, aún teniendo buenos puntajes quedaban fuera del sistema, pudieran entrar a la universidad”. Además se refirió al ranking 2008 de las mejores universidades del país en el cual destacó que “ocho de las diez mejores son universidades privadas”, agregando que “la clave para el éxito en la educación universitaria está en la gestión y un buen gobierno de ellas”.

El encargado de dar fin a este seminario fue Daniel Farcas, Presidente de la CUP, quién coincidió en varios de los puntos tratados por los expositores durante la reunión y agregó que “uno de los problemas que más preocupa es generar las condiciones para lograr ser entidades más solidarias, pero también que los alumnos tengan las mismas posibilidades de acceso a financiamiento para ingresar a la universidades privadas y estatales”. El también prorrector de la universidad UNIACC llamó la atención sobre la relevancia de la educación a distancia: “soy un convencido de que es una de las herramientas más relevantes para democratizar la educación y aumentar la cobertura de manera significativa”. Finalmente, destacó la importancia de haber organizado un encuentro “que ha permitido llevar adelante una conversación entre los actores que conformamos el sistema”, agradeciendo la participación de todos los asistentes y expositores.