Reforma educacional

Señor director:

La prensa ha informado la contratación de 59 asesores en el Mineduc escogidos, según se asegura, con criterio políticos y técnicos. Impresionan dos cosas: que no muchos son conocidos por sus aportes propiamente educativos, como también que existen una serie de áreas de especialización y trayectorias que no tienen relación directa con la educación.

No hay nada malo en contratar asesores que también sean útiles en el Congreso. Que el Mineduc necesitaba apoyo es evidente, en el hecho de que todavía no se conocen proyectos que tengan que ver con  temas como la calidad, y en que el debate se haya centrado en otros aspectos como interventores, propiedad y/o arriendos. También quedó claro para quienes participaron en los diálogos convocados por el Ministerio de Educación, donde hubo pocas propuestas por parte de esa institución.

Sin embargo, el resultado fue muy satisfactorio, al menos para quienes participamos en las Mesas de Educación Superior, ya que hubo un sorprendente grado de consensos entre todos los participantes, desde federaciones estudiantiles hasta instituciones de educación superior, privadas y estatales.

Allí surgió un valioso esqueleto para cualquier reforma futura que ojalá se hiciera público, ya que existió una gran voluntad de colaborar por parte de la mayoría de los asistentes que trabajaron en julio y agosto, invitados por el propio Ministerio.

Ricardo Israel
Vicepresidente Ejecutivo Corporación de Universidades Privadas

Fuente: La Tercera