Reforma educacional

Señor director:

Todo indica que tendremos un proyecto de reforma a la educación superior antes de que termine el año. La ministra de Educación había dicho que se entregaría en enero, pero la Presidenta de la República lo volvió a adelantar para diciembre.

Del Congreso Nacional han surgido voces de respaldo, pese a que antes habían pedido que el Ministerio de Educación se tomara el tiempo suficiente para presentar un proyecto menos improvisado que el de gratuidad universitaria. Argumentan que el adelanto permitirá realizar un buen debate pre legislativo.

La pregunta que surge es de vital importancia: ¿Qué se entiende por debate pre legislativo?

Por los dichos de algunos parlamentarios, este debate implicaría una serie de reuniones de los partidos de Gobierno para evitar el espectáculo que se presenció durante la tramitación de la gratuidad. Eso, más que un debate pre legislativo, es una simple búsqueda de acuerdos partidarios.

Estamos hablando de reformar la educación superior, de cambiar el sistema que entrega profesionales, investigación y conocimientos al desarrollo del país. Es difícil encontrar una reforma más trascendente. En consecuencia, lo que se necesita es un amplio debate técnico con todos los actores, estatales y privados.

Ya que no lo quiso hacer el Ministerio de Educación, el Congreso debería convocar audiencias públicas amplias, para escuchar a las voces autorizadas que, hasta ahora, no han tenido una instancia donde expresar todas sus ideas y propuestas.

Ricardo Israel Z.

Vicepresidente ejecutivo Corporación de Universidades Privadas

Fuente: La Tercera