Senador Ignacio Walker coincidió con criticas de CUP y VERTEBRAL a la gratuidad

El parlamentario invitó a dialogar sobre el tema al rector de la USS y director de la CUP. Hugo Lavados,  y al rector de INACAP y presidente de VERTEBRAL, Gonzalo Vagas.

Una total coincidencia en sus observaciones críticas al anuncio de gratuidad en la educación superior dieron a conocer el senador Ignacio Walker y los rectores Hugo Lavados y  Gonzalo Vargas, directivos de la Corporación de Universidades Privadas y VERTEBRAL, respectivamente, al término de una reunión de trabajo sostenida en el Senado.   El senador Walker pidió al Ministerio de Educación reconsiderar la fórmula para otorgar gratuidad el año 2016 porque, a su juicio, es “regresiva y contraria al espíritu del programa de gobierno”.

Luego de comparar las cifras reunidas por el parlamentario y las aportadas por los rectores Lavados, de la Universidad San Sebastián, y Vargas, de INACAP, se concluyó que, con cualquiera de las fórmulas anunciadas por la autoridad educacional, no menos de 350 mil alumnos vulnerables quedarán fuera del beneficio el próximo año.  Y lo más grave, según el senador Walker, es que la selección de los beneficiados no responda a las condiciones socioeconómicas de los alumnos sino en las características de las universidades en que estudian.

Ignacio Walker destacó el hecho de las críticas a los anuncios sobre la gratuidad han encontrado eco en los más diversos sectores políticos, tanto de la Nueva Mayoría como de la Alianza. Ese apoyo transversal, dijo el senador democratacristiano, debería hacer reflexionar Gobierno y abrirse a considerar otras alternativas.

El rector Vargas expresó su total acuerdo con las observaciones del senador Walker, poniendo como ejemplo su propia institución, el INACAP, que pese a tener la máxima acreditación y concentrar el mayor número de estudiantes vulnerables del sistema, ha quedado fuera de la gratuidad por motivos estrictamente administrativos.

Por su parte, el rector Lavados señaló que, desde sus comienzos, los sucesivos anuncios de gratuidad “han sido precipitados y sin fundamentos en la realidad universitaria. A modo de ejemplo de la falta de prolijidad con que se han hechos los anuncios, señaló que varias universidades del CRUCH no cumplen con los años de acreditación que ahora se le exige a las universidades privadas.