TENDENCIA INTERNACIONAL ES AL FINANCIAMIENTO COMPARTIDO

Así lo señaló el experto norteamericano Bruce Johnstone en mesa redonda auspiciada por el CNED.

En todo el mundo, los costos de la educación superior son cada vez más altos, mientras los recursos de los estados permanecen estancados o disminuyen, lo cual ha ido creando una brecha cada vez mayor que alguien debe financiar, y la única fórmula existente es la contribución de los particulares. Esta afirmación la hizo el experto norteamericano en financiamiento de la educación superior, Dr. Bruce Johnstone, durante una mesa redonda que sostuvo con representantes de instituciones chilenas en el Consejo Nacional de Educación.

Al inicio de la reunión, el doctor Johnstone señaló que no venía a dar recetas para financiar las universidades chilenas, sino a explicar experiencias internacionales y de ellas sacar conclusiones. Detalló experiencias fallidas en las que, por la vía del financiamiento estatal, se ha querido estandarizar los sistemas de educación superior. En todos los casos, el resultado ha sido una pérdida de calidad y diversidad.

En la mesa redonda quedó claro — por la vía de los ejemplos y las respuestas a las preguntas de los participantes — que las propuestas actuales del Gobierno chileno van en el sentido contrario a lo que es la tendencia en la mayor parte del mundo: financiamiento compartido.

El experto norteamericano dijo que la experiencia internacional demuestra que el aporte del Estado debe estar destinado a los sectores de menores ingresos, yendo de la gratuidad para los niveles más bajos al otorgamiento de diferentes “alivios” los sectores medios.

Agregó que la gratuidad debe ir acompañada de exigencias académicas al nivel de ingreso, como también a lo largo de las carreras. Por eso se mostró partidario de un sistema de educación superior que contemple la etapa del college, a la cual puedan acceder con facilidad los estudiantes más desventajados para alcanzar el nivel de preparación que les permita tener éxito en la universidad.

Otro comentario interesante estuvo referido a la desigualdad existente en la sociedad chilena. A su juicio, Chile no va a ser más igual dando acceso gratuito a la educación superior. Dijo que si el objetivo de la reforma es disminuir la desigualdad, hay destinar los recursos a la educación básica y media.