U.Autónoma: Primer Plantel de la Cup que Ingresa a la Gratuidad

Con su incorporación se duplicó el número de estudiantes de universidades privadas no tradicionales que pueden acogerse al beneficio.

Luego de que el fallo del Tribunal Constitucional declarara “arbitrariamente discriminatorios” algunos de los requisitos impuestos originalmente por el Gobierno a las universidades privadas para acceder a la gratuidad, la Universidad Autónoma tomó la decisión de adscribirse al programa, pese a la serie de interrogantes que sus autoridades aún no hay podido resolver. De esa forma, la UA se convirtió en el primer plantel de la Corporación de Universidades Privadas, CUP, en ingresar a la gratuidad.

“La Universidad Autónoma se incorpora a la gratuidad considerando su misión de servir al desarrollo de los sectores medios del país”, explicó su rector, el ex ministro Teodoro Ribera. Su incorporación significó que se duplicara el número de estudiantes de universidades privadas no pertenecientes al CRUCH que pueden acogerse al beneficio. Según sus autoridades, de los 21 mil alumnos que tiene la Autónoma, entre 6 y 9 mil podrán estudiar gratuitamente. Las tres universidades privadas no tradicionales que habían adherido al programa con anterioridad – Diego Portales, Alberto Hurtado y Cardenal Silva Henríquez – suman alrededor de 7.500 estudiantes susceptibles de acogerse a la gratuidad.

Según lo señaló el rector Ribera, la mayor inquietud que plantea el programa gubernamental es el arancel regulado con que compensará a las universidades que participan de la gratuidad. Los cálculos preliminares indican que dicho arancel no alcanzará para cubrir el costo de la educación de los beneficiados y, por lo tanto, generará un déficit que deberán financiar las universidades que ingresen a la gratuidad. En el caso de las instituciones del CRUCH, la diferencia será cubierta por el Estado. Por eso, algunas universidades privadas, entre ellas la Mayor, dijeron que pese su deseo de adscribir al beneficio estudiantil, no podían hacerlo debido a la magnitud del déficit que podría producírseles.

La Universidad Autónoma tomó el riesgo en atención a su solidez financiera. El rector Ribera dijo que “es una de las universidades privadas con mayor patrimonio – 90 mil millones de pesos – y ha registrado excedentes en los últimos años”.