Ues privadas acusan “discriminación” por inicio de gratuidad sólo en planteles del CRUCh

Los rectores de esas instituciones calificaron la medida como “incomprensible” y advirtieron que se dejará fuera a miles de los estudiantes más pobres. 

SANTIAGO.- Los rectores de las universidades privadas criticaron que la gratuidad comience en 2016 sólo por los planteles que pertenecen al Consejo de Rectores (CRUCh), como anunció la Presidenta Michelle Bachelet en su discurso del 21 de mayo. Según informó la Mandataria, el próximo año se dará gratuidad “sin becas ni créditos” a los alumnos del 60% más vulnerable que asistan a las universidades del Consejo de Rectores y los Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP) que estén acreditados y no tengan lucro, lo que incluye a 265 mil jóvenes. El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, explicó que se trata de una transición y que en 2017, cuando esté aprobada la reforma a la educación superior que establece gratuidad universal, se sumarán más instituciones. Sin embargo, la medida fue criticada por los rectores de las universidades privadas no tradicionales, que acusaron “discriminación” hacia esos planteles, según informa “El Mercurio”. El rector de la Universidad Andrés Bello, José Rodríguez, sostuvo que “dejar fuera a miles de jóvenes sólo por estar estudiando en una universidad creada después de 1981 me parece un despropósito y, claramente, una discriminación”. En la misma línea, el rector de la Universidad de los Andes, José Antonio Guzmán, dijo que es “incomprensible que se limite la medida a las instituciones del CRUCh”. “Creo que se discrimina a los estudiantes más pobres al negarles el acceso a algunas instituciones de calidad”, afirmó. En tanto, el rector de la Universidad San Sebastián, Hugo Lavados, afirmó que la medida “está fuera de la realidad, porque deja fuera a la mayoría de los universitarios chilenos, que tienen las mismas características de los que están en las instituciones privilegiadas”. Mientras que el rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrés Benítez, dijo que “si hubiera debido elegir a quién beneficiar, no hubiera sido por institución, sino por niveles de pobreza”. Por su parte, el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez –plantel que sí será beneficado–, sostuvo que el anuncio “cumple con lo que habíamos propuesto: que hubiese una implementación de la gratuidad de manera focalizada y progresiva”. Aunque se mostró contrario a que “se discrimine” a ciertas universidades. En su opinión, “la razón que el próximo año sean sólo universidades del CRUCh es porque que ya tienen los requisitos que se le van a pedir a todo el sistema”. Mientras que el vicepresidente del Consejo de Rectores, Aldo Valle, dijo que “lo ideal habría sido que la cobertura de este beneficio alcanzara a muchos otros jóvenes”. No obstante, señaló que “el Gobierno se ha comprometido a que este beneficio tendrá que finalmente extenderse para todos los estudiantes”.

Fuente: Emol