Ues privadas buscan terminar con discriminación a sus alumnos

A sólo horas de la entrega de los resultados de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), la Asamblea General de la Corporación de Universidades Privadas (CUP) se reunió para analizar los lineamientos que adoptarán durante el próximo año.

En la reunión, el cuerpo directivo de la CUP enfatizó en la necesidad de continuar con la búsqueda de plantear su visión de ciertas “injusticias” que entrega el sistema de educación superior de Chile.

La entidad busca acercar las posturas y compartir criterios de las casas de estudio privadas del país, pretendiendo que se conceda una igualdad entre los estudiantes de la educación superior.

Para el año entrante, se hace “muy necesario lograr la representación de temáticas que tienen que ver con el acceso a la educación superior y tratar de evitar la discriminación de los estudiantes que optaron por universidades privadas”, señaló el presidente de la corporación Daniel Farcas.

En el encuentro, también fue reelecto, por dos años más, el directorio que encabeza Farcas, prorector de UNIACC, con esto se mantienen en sus respectivos cargos Héctor Zúñiga, rector de la Universidad del Mar y vicepresidente de la corporación, e Inés Aravena, Secretaria General de la Universidad Bernardo O’Higgins, como secretaria de la CUP.

Con esto, la CUP pretende continuar como un actor reconocido en el ámbito de la Educación Superior chilena, reuniendo a las instituciones universitarias del sector privado y representando ante la sociedad la visión y propuestas de estas instituciones, sobre el desarrollo del sistema universitario, sus fortalezas, oportunidades y desafíos.