Señor director:

Esta semana seremos testigos de un hecho histórico. Por primera vez se presentan dos mujeres para la rectoría de una universidad estatal, la Universidad de Aysén. Actualmente, tiene ese cargo Teresa Marshall, quien sucedió a Roxana Pey, quienes han sido las primeras representantes del género en el CRUCh e iniciaron un camino que debiera ser imitado por otras instituciones.

Esta elección, entre la actual rectora y la actual jefa de carrera de Ingeniería Civil Industrial, Natacha Pino, es el reflejo de lo que sucede hoy en la educación superior, donde entran más estudiantes mujeres que hombres; sin embargo, aún nuestro género no logra la representación que amerita en los cargos de poder o donde se toman decisiones.

Son tiempos de cambio, de mayor equidad, de mayor inclusión, de mayores oportunidades. No perdamos de vista la responsabilidad que tenemos las universidades de construir una sociedad más justa y más equitativa, incluyendo como un aspecto esencial la representación de género.

Somos solo tres rectoras de universidades acreditadas, lo que no representa la realidad social, ni la composición de los cuerpos académicos y estudiantiles. Hay que felicitar que hoy suceda una votación histórica en la Universidad de Aysén, pero todavía hay mucho camino por recorrer.

María Olivia Recart, Rectora Universidad Santo Tomás.

María del Pilar Romaguera, Rectora Universidad de Las Américas.