El pasado 24 de agosto 2020, la Universidad Autónoma de Chile celebró el centenario del nacimiento de su fundador, don Teodoro Ribera Beneit. En un comunicado publicado en su sitio web, la institución destacó su trayectoria profesional y dedicación a la academia.

Compartimos a continuación, el comunicado de la Universidad.

Este 24 de agosto 2020, celebramos el centenario del nacimiento de nuestro fundador, don Teodoro Ribera Beneit, abogado, empresario, político e Hijo Ilustre de la ciudad de Temuco. Nació en la capital de La Araucanía en 1920 y aunque se trasladó a Santiago para estudiar derecho en la Universidad de Chile, siempre retornó al sur.

De regreso en Temuco, tuvo su estudio jurídico y se especializó en materias civiles. Quienes lo conocieron destacan su impresionante manejo del Código Civil, en el que gozaba buscando respuestas y recitando artículos de memoria.

Además de su intensa vida estudiantil y laboral, siempre estuvo cercano al deporte: velocista de 50 y 100 metros planos, ciclista y basquetbolista.  Luego fue un dedicado ajedrecista, representando incluso a Chile en competencias internacionales. La pasión por el ajedrez, que lo acompañó toda su vida, fue sin lugar a duda uno de los fundamentos de una mente activa, pensante, mesurada.

Fue en 1989, con casi 70 años, cuando quiso dar respuesta a una pregunta que preocupaba a miles de familias de la región: ¿por qué la gente tiene que emigrar de Temuco para poder estudiar? Así nació la Universidad Autónoma del Sur, hoy Universidad Autónoma de Chile, que empezó con una casa en la calle Phillipi de Temuco, con algo más de 150 alumnos y se ha transformado en una institución nacional con más de 26.000 estudiantes y con sedes en las ciudades de Temuco, Talca y Santiago.

Como institución honramos la memoria de don Teodoro Ribera Beneit, un soñador y emprendedor incansable, capaz de imaginarse lo que otros no visualizaban. Un hombre que hoy recordamos por su obra y la inspiración de su vida.