José Miguel Salazar apuntó a la necesidad de avanzar en “un modelo de fiscalización que responda a las necesidades de los distintos grupos” que forman parte del sistema de educación superior.

En dependencias de la Universidad Central se realizó el pasado 30 de junio el Directorio de la Corporación de Universidades Privadas (CUP), ocasión en la que el superintendente de Educación Superior (SES), José Miguel Salazar, detalló los principales desafíos que enfrenta la institucionalidad en su cuarto año de gestión.

En ese contexto, Salazar apuntó especialmente a la necesidad de avanzar en “un modelo de fiscalización que responda a las necesidades de los distintos grupos” que forman parte del sistema de educación superior, indicó durante su alocución. Y para ello, bogó por un trabajo colaborativo entre todos los actores del sistema.

Asimismo, especificó que durante su administración buscará que la Superintendencia de Educación Superior sea capaz de ofrecer certeza jurídica y autonomía a las instituciones, pero que a la vez tenga la flexibilidad necesaria para ajustarse a los constantes cambios y desafíos que enfrenta el sector.

“Es fundamental multiplicar los canales de diálogos entre el regulador y los regulados, de manera que nos permita anticipar situaciones problemáticas y avanzar en la construcción de soluciones compartidas”, detalló José Miguel Salazar.

En un diálogo constructivo con las rectoras y rectores de la CUP, el representante de la SES abordó también otras materias en la que busca mejoras en el corto y mediano plazo, entre ellas completar su modelo y plan de fiscalización asociada al cumplimiento normativo; profundizar los reportes para la acreditación institucional; avanzar hacia un mejor monitoreo de la rendición de los aportes de gratuidad; y articular redes de intercambio de información con otras institucionalidades del aparto público.

“Valoramos profundamente la participación del superintendente José Miguel Salazar en el directorio de nuestra Corporación. Coincidimos -y así se lo hemos hecho saber a la autoridad- en que la mejor manera de avanzar en materia regulatoria es trabajando mancomunadamente entre todos los actores que componen el sistema terciario de educación. El espíritu de CUP siempre ha sido de diálogo y colaboración para trabajar en una mejor educación superior para nuestras comunidades y por ello celebramos encontrar en el Superintendente esta misma actitud, a la que por cierto nos sumamos con entusiasmo», aseguró, por su parte, el presidente de la Corporación de Universidades Privadas (CUP) y rector de las Universidad Finis Terrae, Cristian Nazer.

Durante la jornada, el superintendente comentó a las rectoras y rectores presentes que la SES busca objetivar su rol fiscalizador, es decir, está avanzando desde un modelo de fiscalización más formal a uno que se desarrolle fundamentalmente en terreno, centrado en los problemas y dificultades que existen en los campus, aseguró Salazar.